• Pensador & Logo
  • Galileo Galilei... todas las verdades son fáciles de entender, una vez descubiertas. La cuestión es descubrirlas ...
  • Gasset... con la moral corregimos los errores de nuestros instintos, y con el amor los errores de nuestra moral ...
  • Copérnico... saber que sabemos y saber que no sabemos lo que no sabemos, ese es el verdadero conocimiento ...
  • Aristóteles... el sabio no dice todo lo que piensa, pero siempre piensa todo lo que dice ...
  • Hume... la belleza de las cosas existe en el espíritu de quien las contempla ...
  • Kant... la libertad es aquella que aumenta la utilidad de todas las demás facultades ...
  • Nietzsche... los monos son demasiado buenos para que el hombre pueda descender de ellos ...

FEMINISMO Y TEORÍA CRÍTICA. SHEYLA BENHABID

En la actualidad, en el complejo y diversificado panorama del feminismo norteamericano, destaca Sheyla Benhabid, autora situada bajo la estela de la teoría crítica, en la esfera de influencia de Habermas. Para Benhabid, el feminismo ha de hacer una apuesta firma por la racionalidad filosófica y por un ámbito normativo fundado en tal racionalidad; asimismo, es imprescindible proponer un horizonte ideal utópico de referencia más allá de toda injusticia. Si se prescinde de estos elementos- como hace el feminismo influido por el pensamiento posmoderno-, no habría posibilidad alguna por una crítica feminista. Según Benhabid, en estos momentos la tarea de la teoría feminista consiste en llevar a cabo un análisis que explique y diagnostique la opresión de las mujeres y, simultáneamente, formule una crítica de las normas y valores actuales a través de una propuesta utópica que exprese la situación de superación de la opresión histórica, social y cultural de las mujeres.

Para Benhabid, la crítica política feminista tiene su fundamento en la teoría crítica de la sociedad. Ahora bien, una teoría crítica habrá de vincular la crítica a la normatividad y a la utopía- precisamente uno de sus libros más importantes se titula Crítica, norma y utopía (1986)-. El cambio imprescindible de un mundo opresivo como el que vivimos podrá alcanzarse con la transformación de la dimensión normativa. La crítica va unida a la necesidad de articular norma y utopía, sin presuponer un punto de vista privilegiado sobre la totalidad social, sino aceptando las necesidades y solidaridades que apunten los nuevos movimientos sociales que luchan por la justicia. Así pues, la universalidad que se busca no es abordada desde una única particularidad, sino desde las diferencias. Es importante subrayar que, para Benhabid, la base de la utopía está en los nuevos movimientos sociales, así como en su afirmación del pluralismo y la diferencia.

ACFILOSOFIA usa cookies para darle un mejor servicio.

Si no cambia la configuración de su navegador, usted acepta su uso. Saber más

Acepto